Home
Message
Joey's Story
Prophecies
Garabandal
The Best of Garabandal
The Priesthood
The Workers

LAS OBRERAS DE NUESTRA SEÑORA DEL MONTE CARMELO

Las Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo de Garabandal, Inc. constituyen una organización religiosa no lucrativa y exenta de impuestos, establecida en 1968 por nuestro fundador, Joseph Lomangino de Lindenhurst, New York

ENUNCIADO DE MISIÓN
El propósito de las Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo es la difusión del mensaje dado por Nuestra Señora durante sus rumoreadas apariciones en San Sebastián de Garabandal, en España, de 1961 a 1965.

El mensaje encomienda:

1. La conversión personal para vivir en conformidad con el Evangelio en espíritu de oración, de sacrificio y de penitencia.
2. El amor de Jesucristo realmente esta presente en la Eucaristia.
3. Rezar por los sacerdotes.
4. Reconstituir la vida centrándola en los sacramentos y en la devoción del rosario y del escapulario.
5. La obediencia a la autoridad legítima de la Iglesia.

La Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo son católicas romanas que obran en sumisión al obispo local y en fiel obediencia al Papa Juan Pablo II, a sus predecesores y sucesores.

Las Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo aguardan la conclusión de estos acontecimientos en el cumplimiento de las profecías (la Advertencia, el Gran Milagro y la Señal dejada en los Pinos hasta el fin de los tiempos) y acatarán la posición formal de la Iglesia sobre ellas cuando sea anunciada.

Las Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo creen en los acontecimientos espectaculares ocurridos en Garabandal y en los fenómenos predichos allí como medios de prestar crédito a este mensaje, tal como los milagros de Jesucristo dieron respaldo a sus palabras.

Las Obreras de Nuestra Señora del Monte Carmelo creen que Nuestra Señora apareció para impartir su mensaje a un mundo en crisis y en vías de destrucción. Los hechos de nuestro tiempo demandan un compromiso fiel y persistente de difundir el mensaje como Nuestra Señora lo pidió. En oración perseverante pedimos al Señor Todopoderoso, a través de la intercesión de Nuestra Señora del Monte Carmelo, la conversión de los pecadores, la santificación de los sacerdotes, la liberación de las ánimas del purgatorio y el fortalecimiento de la Iglesia. Y pedimos por las oraciones y trabajos de todos los que aman a Nuestra Señora, que los castigos condicionales predichos nos sean perdonados.