Home
Message
Joey's Story
Prophecies
Garabandal
The Best of Garabandal
The Priesthood
The Workers

EDICIÓN ESPECIAL SOBRE JOEY– PARTE I
Querido Joey: hoy, junto a los pinos, la Virgen me encomendó en una locución anunciarte que recibirás nuevos ojos el día del Gran Milagro…

Joey Lomangino, que ha dedicado su vida a la difusión del Mensaje de Garabandal, es total e incurablemente ciego. Pero, a través del pasaje precedentemente citado de una carta que le envió Conchita González, una de las visionarias de Garabandal, Joey tiene la convicción de que volverá a ver un día. Conchita también citó a la Virgen diciendo: “Lo primero que Joey verá será el milagro que mi Hijo hará por mi intercesión, y desde entonces verá permanentemente.” Conchita explicó luego que interpreta los “nuevos ojos” como ojos reales tales como los vemos, no necesariamente como visión espiritual, y que esos nuevos ojos “deben ser usados para gloria de Dios.”

Así parece que Dios ha resuelto asociar públicamente a este ciego de Lindenhurst, Nueva York, con el evento de Garabandal. Desde 1963, Joey ha viajado por el mundo predicando la oración, la penitencia y la fe en Dios. Por medio de sus presentaciones anteriores con diapositivas, la participación en programas de radio y televisión, y por la actividad apostólica en continua propagación que inspira, ha hecho conocer el mensaje de Garabandal a millones de oyentes.

Muchos se preguntarán ¿qué lo impulsa? ¿qué gana con todo eso? ¿Será simplemente un hombre de negocios acomodado, presa de un capricho? ¿o un pobre ciego manoteando por asir notoriedad? ¿Será la profecía acerca de sus ojos lo que lo impele a ese ritmo? O bien, como piensan quienes lo conocen de más cerca ¿le ha realmente conmovido la gracia de manera muy especial? He aquí la historia de Joey.
 

LA HISTORIA DE JOEY CONTINÚA– PARTE II
A lo largo de los años gozó de su hermosa familia, anudó y conservó muchas amistades, tuvo éxito en sus negocios y conoció a muchos dirigentes espirituales prominentes.

No deje de ver esta reseña fotográfica de momentos especiales.
La familia de Joey en 1983
> Joey con amigos de toda la vida
> Los primeros viajes a Garabandal en carreta de bueyes (1964)
> La historia de Joey incluida en la causa de canonización del Padre Pío
> Con el Cardenal Sin de las Filipinas durante la expansión del Apostolado Internacional
> La peregrinación del Centro New York a Roma fue un acontecimiento especial en que la familia Lomangino se presentó ante el papa Juan Pablo II y fue bendecida por él, en la audiencia general del 12 de julio de 1989.
> Joey tuvo el privilegio de conocer al arzobispo de Moscú, Tedeusz Kondrusiewicz, al Obispo Juan Pablo Lenga de Kazakstan y al Cardenal Swiatek de Belarus cuando vinieron a Nueva York en 1990.
> En 1995, Joey apareció en el programa “Mother Angelica Live” (Madre Angélica en vivo). Llegaron más de quince mil cartas en la semana que siguió a la presentación. Joey apareció en el mismo programa otras tres veces.
> El 29 de septiembre de 1991, en la catedral San Patricio de nueva York, el Cardenal O’Connor otorgó a Joey el título de Caballero del Santo Sepulcro. El cardenal lanzó a los nuevos investidos el reto de mostrarse punteros en la difusión de la fe, en defender la doctrina de la Iglesia, en la lealtad al Santo Padre y en la defensa de los derechos de la Iglesia en la Tierra Santa.
> La familia Lomangino (2000)

 
JOEY LOMANGINO EN EL PROGRAMA "MADRE ANGÉLICA EN VIVO"
El EWTN (Eternal World Television Network) inviitó a Joey en 1995 al programa “Madre Angélica en vivo”. Él apareció allí cuatro veces.

La reunión de la Madre Angélica y Joey Lomangino hablando sobre Garabandal produjo algunas de las presentaciones más populares que haya logrado el EWTN. (La primera fue el 4 de agosto de 1995.)

* disponible en inglés solamente

VIDEO
MP3

Madre Angélica en vivo

Madre Angélica en vivo

ESCUCHE AL SEÑOR
Cuando conocí a Conchita en Garabandal en 1963, era una adolescente. Me escribió a Nueva York instándome a venir al pueblo en 1965 para el segundo Mensaje. Somos amigos desde hace 36 años.

Hace poco, almorzamos en su casa en Nueva York. Ahora es abuela. Después de mi ataque cardíaco en 1999, ella vino a mi casa a rezar y ahora di gracias de estar en condiciones de retribuir la visita.

(chasque encendido la imagen para agrandar)

Ofrenda matutina de reparación
O Jesús, a través del corazón inmaculado de María
y en unión con el santo sacrificio de la misa celebrado en todo el mundo,
yo te ofrezco todas mis oraciones, mis trabajos, alegrías y sufrimientos
de este día en reparación de las ofensas cometidas contra el corazón
inmaculado de María, por mis pecados y los del mundo entero.

Hablamos de la aceptación de cualquier clase de sufrimiento y de la importancia de la santa Eucaristía. Conchita comentó que hay tanta gente preguntándose mutuamente qué hacer y quién puede responder, y se han olvidado de que la respuesta es: Jesús en el santísimo Sacramento.

“Vaya,” dice, “a la iglesia solo, y siéntese frente a la Presencia Real. Escuche, no hable, escuche al Señor. Él le dirá lo que hay que hacer.”

Se refirió al Santo Padre y al sufrimiento físico que padece. “Esto es lo que hace sus esfuerzos especialmente gratos a Dios.”

Bien lo dijo el Padre Pío: “El que sepa el valor del sufrimiento no lo dejará escapar.”
Joey Lomangino

–Joey Lomangino
 
* disponible en inglés solamente